Promedio nacional de llamadas caídas se restará de cada plan

E-mail Imprimir
Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Compensación reflejará la calidad general del servicio. Los operadores critican limitaciones de infraestructura.

La crítica lanzada por el presidente Juan Manuel Santos al servicio que prestan las empresas de telefonía celular y el llamado al ministro de las TIC, Diego Molano, a que “tome cartas en el asunto de la desesperante y creciente mala calidad” tendrán este martes eco cuando se ordene la compensación de estas empresas a los usuarios, por llamadas fallidas o cortadas.

Pablo Márquez, director de la Comisión de Regulación de Comunicaciones, reveló que la nueva resolución define una compensación general para los usuarios, como sucede hoy en la factura de energía, en la que se resta de forma automática un valor por fallas en el servicio.

“Inicialmente no se van a reflejar de forma exacta las las llamadas caídas de cada usuario.

La compensación va a ser para cada cliente y reflejará la experiencia de todas las personas frente al sistema”, explicó Márquez.

Se había planteado que la compensación se produjera de forma individual –que las empresas identifiquen las llamadas caídas de cada usuario y se refleje en minutos o dinero–.

No obstante, eso sucederá en el mediano plazo, pues las tecnologías requeridas son muy recientes y toma tiempo adaptarla.

Tras los problemas de calidad del servicio están los malabares legales y técnicos de las empresas para que una llamada se complete.

El país no tiene una reglamentación nacional para el despliegue de antenas de comunicaciones móviles, así que su ubicación está en manos de las autoridades locales, que en sus Planes de Ordenamiento Territorial han limitado el desarrollo de la infraestructura, según explica Rodrigo Lara, presidente de Asomóvil.

Las compañías manifestaron que “acogen” las declaraciones del Presidente, “en la medida en que esa preocupación se pueda traducir en acciones dirigidas a contrarrestar las restricciones municipales al despliegue de infraestructura, lo que garantiza la calidad del servicio”.

Cabe señalar que la participación de estas compañías en la subasta de espectro de cuarta generación –que se realizará el 26 de junio– depende de la calidad en el servicio, así que por el momento, y ajustados a la norma, está en entredicho.

ETB QUIERE SER SOCIO EN FUSIÓN UNE-TIGO

El presidente de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), Saúl Kattán, calificó de positiva la fusión de UNE con la sueca Millicom, porque eso significa que ingrese al mercado una compañía más fuerte, con más poder de mercado.

“Supongo que más adelante esa nueva compañía va a querer fusionarse con Tigo, creando una gran empresa, y eso beneficia nuestra participación”, precisó el alto ejecutivo al referirse al 25 por ciento que la ETB tiene en Tigo (donde es socia junto con Millicom y UNE).

El ejecutivo considera que, en caso de una eventual fusión de UNE y Tigo, la participación de la compañía bogotana en todos los negocios de telecomunicaciones pasará a ser entre el 15 y el 10 por ciento.

“Por ahora no tenemos valoraciones, pero para el mercado es positivo que entre un jugador más fuerte, más poderoso”, afirmó.

La ETB también decidió participar en la subasta de espectro 4G junto con Tigo, con el fin de reducir costos y no perder la oportunidad de participar en el nuevo y atractivo negocio.

Así mismo, esta anunció el viernes que está por firmar un acuerdo con UNE, Movistar y Tigo, para invertir de forma conjunta en el despliegue de la infraestructura de cuarta generación, lo que “es mucho más barato, rápido, nos permite competir con el operador dominante y cuida al medio ambiente, pues se instalan muchas menos estaciones base”, concluyó Kattán.

Felipe Castro Cervantes

Redacción Tecnología

Fuente: Portafolio.Co

Leido 362 veces